Errekaleor geldizina da! ESTO NO PARA!

    

      Han pasado tres años desde que 10 soñadoras vinimos a vivir a este barrio que las políticas

urbanísticas especulativas del ayuntamiento de Gasteiz dejaron al borde de la muerte. Junto con las

vecinas que aun vivían aquí, nos propusimos un objetivo simple a la par que ambicioso, vivir en

Errekaleor, revivir Errekaleor. Desde entonces, la bola de nieve se ha hecho cada vez mas grande, el

gaztetxe,

la panadería, la imprenta, el arreglo de los espacios y la imagen de hoy es muestra de todo

ello. Esto no para.

Errekaleor no para. Aquí convivimos personas de procedencia, edad y

pensamiento muy diverso, pero una sola cosa nos une: Todas somos vecinas de Errekaleor. Hay

vecinas que nacieron a miles de kilómetros de aquí, al igual que habrá, pronto, vecinas que nacerán

aquí. Por desgracia, hoy no nos hemos reunido para hablar de todo lo que hemos construido en

nuestro barrio.

 

    Desde verano, Errekaleor ha aparecido en los medios más a menudo de lo que nos gustaría.

En algunos casos, se ha mostrado una imagen oscura y peligrosa de nuestro barrio, utilizando

información parcial y tergiversada. Aun así, nuestro barrio es un barrio vivo, un barrio que abre sus

puertas a cualquiera que se acerque con buenas intenciones. Por lo tanto, seguimos invitando a todo

aquel que lo desee a participar en las actividades que organizamos.

Aun y todo, vemos con preocupación lo que se ha dicho sobre nuestro barrio, pero

sobretodo, lo que se ha acallado. A la vez que los medios ponían el foco sobre Errekaleor, la

presencia policial ha aumentado en el barrio. A pesar de que hasta ahora habíamos decidido no

hacerlo público, viendo cual es la situación, queremos hacer públicos dos casos de extrema

gravedad: Hace unos meses las fuerzas policiales insultaron y amenazaron a un vecino mientras

paseaba por los alrededores del barrio; además, lo tiraron al suelo y le golpearon violentamente. Por

si eso fuera poco, tambíen retuvieron a otro vecino aprovechando que estaba solo y lo amenazaron

gravemente además de golpearlo.

 

    No vamos a dejar a nuestros vecinos solos y sin protección. La foto de hoy es ejemplo de

ello. Quien insulte a un vecino de Errekaleor, nos insulta a todas. Quien golpee a un vecino, nos

golpea a todas; quien amenace a un vecino, nos amenaza a todas.

En este contexto aparece la decisión de Ensanche 21, por la cual se abre una nueva vía

judicial para desalojarnos mediante el “deshaucio en precario”. Nos ha sorprendido que el PNV

haya cambiado su actitud repentinamente y sin previo aviso, pues hasta ahora había señalado que

esperaría hasta aclarar el caso que se encuentra en el Tribunal Supremo. Nos preguntamos si este

pudiera ser un torpe intento para desviar la atención de los indicios de corrupción del caso ARICH.

Ante esta decisión, queremos comunicar lo siguiente:

 

        1. Vamos a seguir viviendo en Errekaleor. El ayuntamiento gastó 20 millones de euros en

        expropiar a las antiguas vecinas, sin tener ningún proyecto materializable. Todavía están buscando

        excusas para poder justificar nuestro desalojo.Cuanto dinero están dispuestos a gastar para construir

        huertas sobre nuestras huertas? Errekaleor Bizirik! es el único que ofrece un proyecto de barrio

        viable.

        2. Que Gorka Urtaran reconozca nuestra condición de “precario”, es decir, que reconozca que

        tenemos permiso para vivir aquí, creemos que es el reflejo de la legitimidad que hemos logrado en

        Gasteiz.

        3. Al haber reconocido esta condición de “precario”, el caso que ahora mismo se encuentra en

        el Tribunal Supremo, carece de sentido alguno, caso en el que se intenta determinar cual es nuestra

        situación: “Okupa” o “precario”. Por lo tanto, pedimos al ayuntamiento que se retire de este

        procedimiento judicial.

        4. No creemos que este enredo pueda solucionarse por la vía judicial. Como siempre hemos

        señalado, estamos dispuestas a establecer una vía de comunicación sincera. De manera pública y a

        pesar de las agresiones sufridas, llamamos a Gorka Urtaran a la negociación. Aun así, consideramos

        impensable el diálogo bajo amenaza de desalojo. Por ello, consideraremos indicio de falta de

        voluntad para negociar, cualquier procedimiento judicial que el ayuntamiento inicie. Que decir de la

        violencia policial. Tras cualquier agresión por parte de aquellos hombres uniformados, sin duda

        alguna, identificaremos la responsabilidad político-institucional.

 

    Mediante hechos hemos demostrado que le abriremos nuestras puertas a todo aquel que

venga con buenas intenciones, pero afirmamos firmemente: Todo aquel que venga a dañarnos nos

tendrá enfrente. Todas las que estamos aquí somos vecinas de Errekaleor, somos imparables,

Errekaleor es imparable. Esto no para!